Páginas vistas en total

domingo, 17 de octubre de 2010

¡Otra de anuncios!


Continúo escaneando los anuncios de la época del la la lá.
No sé lo que pensáis vosotros (como no escribís...) jjjaj, no, pero lo digo porque a mi me parece que las frases que sirven de slogan o de gancho al producto que se anuncia, son mucho menos agresivas, en realidad mucho más inocentes que las que se estilan hoy en día...
Ciertamente, el tiempo hace estragos...



    ¡Mi abuelo tenía el verde!



                                                                       Este anuncio refleja perfectamente lo que decía al                                                                                      principio, aquello de la sencillez...
                                                                      ¡Qué comodidad! (Y qué gran mentira, claro!)

viernes, 15 de octubre de 2010

Sólo miro los anuncios

Yo y mi fascinación por los contenedores y sus sorpresas...

Hoy me he asomado a uno sin depositar en él demasiadas  esperanzas, porque hoy en día ya se sabe que la gente está mucho más concienciada con aquello del reciclaje y la valoración de lo antiguo y que de repente es moda todo lo viejo, pero ahí estaban esperándome estas revistas de los últimos 70 y principios de los 80, a saber: un Cambio 16, varios ejemplares de la revista El Jueves, también del Ser Padres y hasta un número de una publicación que se ve llegó a publicar Sanitas y que desconozco si lo sigue haciendo...

Ojeando mis revistillas mientras me dirigía hacia mi casa en metro, como buena admiradora de toda la iconografía y estética perteneciente a estas décadas tan de "cuéntame", no he podido evitar emocionarme al encontrarme con esos anuncios que ya pensaba tenía olvidados.

Es por esto que sin enrrollarme más, os voy a poner, de momento 4 de ellos, que espero que comentéis como locos...

Todo un clásico para empezar, y todo un slogan de rabiosa actualidad, la eterna preocupación por sentirse más a gusto mediante la integración en algún estrato social, tribu urbana o vaya usted a saber qué nuevo invento, y todo por obra y gracia, bien sea de una diminuta etiquetita apenas perceptible pero estratégicamente posicionada, bien por algo más evidente, feo y de desmesurada presencia, por si acaso el individuo a impresionar es despistado o ve con dificultad, pero lo importante es eso: que te identifique, ole!

El caso es que si te enfundabas unos Lee, eras guay y además tenías un tipo no sé si tan feo como el de la foto, que a mi me parece más la foto del "pompis" de un maniquí. ¡Seguimos!


 Y de repente este anuncio es el ejemplo perfecto para si uno es un moderno que presume de ir a la última, identificarse con los suyos: las zapatillas Paredes, bastante denostadas no hace demasiado tiempo por ser complemento habitual de "chandalistas", toxicómanos etc,etc, hoy lucen en un enorme anuncio a todo color en plena calle Fuencarral...
Lo que más me gusta de este anuncio es eso que dice: "Diseño: Rafael". No tengo ni idea de quién será ese Rafael, pero me encanta.

Un slogan ciertamente majísimo, no me lo negaréis...
Este anuncio lo he sacado del "Ser padres", como ya habréis adivinado. De esta revista no pienso mirar nada más que los anuncios ya que el "rollo niños" me parece de lo más cursi y aburrido.


Y para terminar la sesión de hoy, todo un clásico: la mamá-maruja y el papá oficinista. Por suerte para ella tiene un AEG, que le va a ayudar (pero sólo un poco...) (fijarse en la frasecita justamente debajo del logo de AEG)

Eso sí, la lavadora es divina....

jueves, 29 de julio de 2010

Horticultura romántica en tiempos de transgénicos y fertilizantes

En la jungla de asfalto y cristal se hace cada vez más difícil encontrar cualquier resquicio de romanticismo por pequeño que sea. El alcalde de Madrid, emplea todos los recursos a su alcance para llenarnos la ciudad de aceras y plazas más propias del cementerio de la Almudena que de otra cosa.

Los jardines de la ciudad, aunque preciosos y en ocasiones casi imposibles por aquello de la ley de la gravedad, apenas dejan lugar para la caprichosa improvisación de la Naturaleza y es por esto que ayer, al toparme con este huerto okupa de apenas 35 metros cuadrados en el que cada domingo cualquiera que lo desee puede aportar su granito de arena, o en este caso, de compost, decidí dedicarle este blog...



Como podéis ver, el huerto se ha instalado en un solar que se vende. Me encanta!




Y entre col y col hasta queda espacio para la rima.
"Calabacín, anti Ramoncín", es lo que reza esa tablilla, aunque no se lea bien.



Anda, si? O sea, que fijan el nitrógeno!


Organización.




Y qué ven mis ojos???? Si hasta tienen un blog!! http://lahuertitadetetuan.blogspot.com/


¡Pero mírales, si son ellos, y no llevan rastas!!!!


¡Enhorabuena chicos!

miércoles, 30 de junio de 2010

Como MOLA!

Gran descubrimiento el de esta cafetería, yo que tan poco las frecuento, si acaso en invierno la de La Mallorquina...

La cafetería Mola se encuentra en la calle Príncipe de Vergara número 112, conocida en el pasado como la calle del General Mola. ¿No os encantaría apellidaros así?


Ocurre con este tipo de decoraciones tan de los años 70, fecha por cierto en la que se inauguró esta enorme cafetería, que o se odian por raras que son o se enamora uno de ellas perdidamente, tal es mi caso.
Antes de seguir hablando quiero deciros que las fotos son de móvil, así que me he permitido la licencia de mejorarlas un poco y jugar un poco con ellas y Photoshop, que me encanta.

Os animo a todos los que paséis por este blog mío a que si os mola este estilo tan de "Cuéntame" os paséis un día a verlo, más que nada porque me han dicho que el edificio, que antes estaba ocupado por oficinas y en la actualidad está totalmente vacío, va a ser demolido. Ni que decir tiene que esta noticia de llena de una profundísima tristeza. Todavía se me abren las carnes con el recuerdo tan triste de la demolición de la preciosa Pagoda de Fisac, ese tipo de edificios que de puro raros uno al principio piensa: "madre, qué feo!", pero luego si lo madura y va educando el gusto, no puede por menos de admirar su impresionante belleza. Lo mismo me ocurre con el edificio Torres Blancas. Horroroso?? Nooo, observadlo bien, leed sus peculiaridades. Es otra joya de la época. Sigo.


Esta es la barra, larguísima aunque aquí no se vea.
¿No os encantan esas cajoneras para dejar los bolsos? En las cafeterías modernas de ahora que tanto furor causan entre los jóvenes, en esos Starbucks que tanto detesta una servidora pero que cuentan con miles de fans en su página de Facebook, no las tienen, y claro te roban el bolso!



Y de estos silloncitos tan íntimos, tan "túyyo"... qué me decís? No os parecen el summun de glamour y la sofisticación. Molan o no molan?  :D
Las lámparas..... maravillosas también.
Yo en mi cuarto tengo una lámpara de pie que no le gustaba nada a la Doña Umé, que la compró cuando se casó. Es sin duda mi pieza más querida junto al secador de pelo que me encontré en la calle... (os lo puedo enseñar al final del todo si queréis) ¿Queréis? Vale.



El sofá, de plasticote, de esos que se te queda el..., que se te queda el cuerpo pegado, los muslos como que hacen ventosa. A mi me pirran. ¿Habéis visto qué diseño tan propio de los años 70? Me recuerda también al sillón del coche de mi abuelo, un Seat 127, creo..

Lástima de servilletero de Mahou...

Pero mientras escribo esta actualización de hoy, me pregunto cuánto tardará el monstruo abominable de la especulación en llevarse por delante este espacio tan singular. Pese a la alegría de mi texto la verdad es que cuando lo pienso siento una pena muy grande y desearía poder rescatar todos los objetos que hay ahí dentro, llevármelos a mi casa, no sé... tener un recuerdo, salvar de la quema una pieza al menos...

Pero bueno, mejor será cerrar el blog de hoy con la chispa de humor con el que lo empecé, por eso  como colofón final, lo prometido arriba: mi aberrante decoración, tan "bigudisca" y tan "visigoncia" que es difícil hasta de mirar, jajajaj!!!

jueves, 17 de junio de 2010

El sitio de su recreo.

Hoy los bigudíes y las lacas Elnett cambian de tercio y se pasan a la sección decoración, tema que causa furor en blogger.
A partir de muy poquitas fotos os presento la entrada de mi casa la cual mi madre se encarga de embellecer con cada llegada de la Primavera, al mismo tiempo que sin proponérselo dificulta notablemente el acceso a la vivienda...
Ahora que lo pienso... será que quiere que no entremos en casa¿¿? jajajaj

El caso es que nosotros no abandonamos el hogar ni a tiros y por eso supongo que ella adorna la fachada de la casa con más y más plantas.
Ella es como esas pobres viejecitas que están más pallá que pacá y recogen a todos los gatos que se encuentran por la calle. Bueno, pues mi madre nos lo llena todo de plantas, cuando éstas no se plantan solas (como una higuera que tiene en un macetón) y en mi casa ya las hay por doquier y en los lugares menos previsibles, y son como las vacas en la India: sagradas!

Por la ventana ya casi no entra ni luz de tupido que está todo!

Habéis visto al enano? A mi me encanta el enanismo en jardinería!
Y a la ranita, qué? Premio a quien dé con ella!


Y este color de las petunias va que ni pintado con las losetas antiguas que mi madre colecciona. Es que ella está en todo  :D





Y para terminar esta mini-actualización, os presento a la flor más bonita de nuestro jardín: la Morganita.

Por cierto, a quien le gusten los perros, que no deje de ver este video, en especial sus últimos segundos
http://www.youtube.com/watch?v=u_I9ld-oDTs

Ah! Y conseguimos superar las 50.000 firmas contra las corridas de toros. Ahora queda contar y descartar las que no valgan y que espero que sean las menos...

sábado, 5 de junio de 2010



Vuelve a reflotar mi blog sobre todo lo moderno y lo que a mi me apetece contar.
Hoy tengo algo de lo que escribir y que pienso que merece mucho la pena narrar aquí.

Llevo dos días en la glorieta de Cuatro Caminos ayudando a la plataforma creada por El Refugio a recoger firmas contra las corridas de toros y el maltrato animal y no os podéis imaginar lo gratificante y satisfactorio que me está resultando. No importa el calorazo que haga o el dolor de pies. Es por una causa excelente, la abolición de un espectáculo de sangre diseñado para unos sádicos sin cultivar ni educar, gente sin sentimientos y tan carentes de sensibilidad como de argumentos racionales.


En la foto, mi madre, la que me apoya y a la que tanto quiero y que de corzón se ha unido a nosotros esta tarde.
(Gracias mosita)


No voy a mentir y decir que todo el mundo colabora, de hecho tengo que admitir con gran tristeza para mi, que siguen siendo mayoría los que siguen disfrutando del linchamiento del toro.

Los simpatizantes del "cazurrismo" se distinguen por su varias cosas, curiosamente lo primero que les distingue, aunque pueda parecer una tontería, es su fisonomía: señoras y señores septagenarios en su mayoría y de aspecto palurdo así como adolescentes pijos y vetustos (esos mismos que van a ver al Papa cuando viene a España, banderita de España en ristre y pulseritas patrias adornando sus muñecas, como si España sólo fuera de ellos).
Igualmente les delatan sus maneras, muy alejadas de la educación. Pero claro, ya decía yo al comienzo que de educación esta gente va preciamente muy escasita...

Huelga enumerar aquí la sarta de bobadas con las que nos increpan cuando les pedimos su firma contra las corridas de toros aunque ya os las podéis imaginar. Puros clichés de mercado barato. Ante sus necedades, mi mayor desprecio: les doy la espalda y grito más fuerte eso de "Una firma contra las corridas de toros y el maltrato animal" (A algunos además se lo grito bien cerca de la oreja, os lo prometo! jjijijiji)
Sobre estas líneas está mi compañero David, un tio estupendo que está día tras día al pie del cañón y se deja la piel por la causa.

También estamos muchos otros colaboradores, el mismo Nacho Paunero, director de El Refugio día tras día recoge firmas como todos los demás. Admiraba ya a este hombre sin conocerle pero ahora he de admitir que le idolatro incondicionalmente y para siempre.

Si alguien todavía sigue pensando que las corridas de toros son un arte, yo le invito a que escuche el sabio discurso de Jesús Mosterín en el Parlamento catalán. Irrebatile, rotundo, culto.

Asímismo invito a todos los amantes de la cultura y los animales a dejar su firma esta semana en cualquiera de los puntos de recogida de firmas y cuyo calendario se puede ver en la página www.dosorejas.org

Hasta pronto, amigos....



Gracias siempre, Nacho.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Homenaje al melómano desconocido


No amigos no, ni  la abuela rockera, ni la señora Tere de Fuencarral, ni siquiera los hermanos "jevis" de Gran Vía; no, no no... el personaje madrileño más carismático es un un chico moreno muy delgadito que se pasea por toda la red de Metro de Madrid portando un cassete (loro para los chelis) al hombro el cual emite música a un volumen considerablemente audible pese al astruendo que los trenes emiten al pasar.
Se trata de un desconocido mediático, nadie sabe su nombre ni donde para. Tampoco le he visto prodigarse en la noche aunque bien podría ser parte del descascarillado mobiliario de La Vía láctea.

Últimamente es habitual encontrársele en uno de los andenes de la Línea 9, concretamente en el de la estación de Avenida de América. Su hora: sobre las 9 de la mañana. Puntualidad inglesa.

También es metódico su proceder. Le gusta ir hasta la cabecera del andén y colocarse enfrente del espejo grande que ayuda a los conductores a ver si pueden cerrar las puertas del convoy con seguridad para los pasajeros. Una vez allí se marca sus bailes y poses frente a él. Yo incluso apostaría a que se cree protagonista de algún videoclip. El tipo es genial.
Luego cuando llega el tren, como es un tren de acceso de pasajeros por ambos flancos, el chico lo utiliza como pasarela para cruzar de un andén a otro y así volver a dar la vuelta a toda la estación y regresar a su espejo.
Son sus momentos de gloria, supongo.

Yo siempre pongo mucho interés en la música que escucha y aseguro que más ecléctico no se puede ser, el tipo escucha desde Abba a los Ramones pasando hasta por el Jazz. No creo que ningún género se le resista, acaso tampoco ninguna coreografía!

Y la gente le mira como si estuviese loco, otras veces ella misma se hace la loca y hace como si no le notase. Señores: este señor del metro es un amante de la música y un ser excepcional, deshinibido y sin compejos. No se rían de él pensando que es un pobre loco. Yo le admiro, cuerdo o no.

Este tema de hoy se lo dedico al asesino Poeta que seguro que también se ha cruzado con él. A Luis que también le conoce y es fan a su manera y a mi madre, que seguro que me dice que la actualización de hoy es muy fea  :)

sábado, 5 de septiembre de 2009

Casas de Lima

Lo más bonito de Lima no son sus monumentos, ni sus iglesias ni tan siquiera los mercadillos. Lo más reseñable estéticamente hablando son para mi, y sin lugar a dudas, algunos de los edificios que te vas encontrando mientras caminas por ahí.
No sé a quién se le ocurriría pintarlos de semejantes colorinches pero para mi es todo un acierto y algo que me gustaría ver en España.

En broma un buen amigo mío me dio una explicación que bien podría ser la respuesta a este precioso cromatismo: "Así cuando vienen "tomados" pueden reconocer su casa". Ojo, que el chiste no dice ninguna tontería y de ser así a casa más chillona, mayor vicio de su propietario.
Curiosamente la casa más fuerte de color que tengo es una iglesia!!

Bueno, al lío!

My Blog List

adsbanner

Blogroll

search

Categories

Site Info

Fondo

*/ body { background:url('http://www.snazzyspace.com/defaultimages/ff4791_victorian.gif') repeat #000000; margin:0; text-align:center; line-height: 1.5em; font: x-small Trebuchet MS, Verdana, Arial, Sans-serif; color:$mainTextColor; font-size/* */:/**/small; font-size: /**/small; } /* Page Structure ----------------------------------------------- */ /* The images which help create rounded corners depend on the following widths and measurements. If you want to change these measurements, the images will also need to change. */ #outer-wrapper { width:740px; margin:0 auto; text-align:$startSide; font: $bodyFont; } #main-wrap1 { width:485px; float:$startSide; background:#FFFFFF; margin:15px 0 0; padding:0 0 10px; color:$mainTextColor; font-size:97%; line-height:1.5em; word-wrap: break-word; /* fix for long text breaking sidebar float in IE */ overflow: hidden; /* fix for long non-text content breaking IE sidebar float */ } #main-wrap2 { float:$startSide; width:100%; background:#FFFFFF; padding:10px 0 0; } #main { background:#FFFFFF; padding:0; width:485px; } #sidebar-wrap { width:240px; float:$endSide; margin:15px 0 0; font-size:97%; line-height:1.5em; word-wrap: break-word; /* fix for long text breaking sidebar float in IE */ overflow: hidden; /* fix for long non-text content breaking IE sidebar float */ } .main .widget { margin-top: 4px; width: 468px; padding: 0 13px; } .main .Blog { margin: 0; padding: 0; width: 484px; } /* Links ----------------------------------------------- */ a:link { color: $mainLinkColor; } a:visited { color: $mainVisitedLinkColor; } a:hover { color: $mainVisitedLinkColor; } a img { border-width:0; } /* Blog Header ----------------------------------------------- */ #header-wrapper { background:#FFFFFF; margin-top:22px; margin-$endSide:0; margin-bottom:0; margin-$startSide:0; padding-top:8px; padding-$endSide:0; padding-bottom:0; padding-$startSide:0; color:$titleTextColor; } #header { background:#FFFFFF; padding:0 15px 8px; } #header h1 { margin:0; padding:10px 30px 5px; line-height:1.2em; font: $pageTitleFont; } #header a, #header a:visited { text-decoration:none; color: $titleTextColor; } #header .description { margin:0; padding:5px 30px 10px; line-height:1.5em; font: $descriptionFont; } /* Posts ----------------------------------------------- */ h2.date-header { margin-top:0; margin-$endSide:28px; margin-bottom:0; margin-$startSide:43px; font-size:85%; line-height:2em; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#000000; } .post { margin:.3em 0 25px; padding:0 13px; border-width:1px 0; } .post h3 { margin:0; line-height:1.5em; background:url("http://www2.blogblog.com/rounders3/icon_arrow.gif") no-repeat 10px .5em; display:block; border-width:0 1px 1px; padding-top:2px; padding-$endSide:14px; padding-bottom:2px; padding-$startSide:29px; color: $postTitleColor; font: $postTitleFont; } .post h3 a, .post h3 a:visited { text-decoration:none; color: $postTitleColor; } a.title-link:hover { background-color: $borderColor; color: $mainTextColor; } .post-body { border-width:0 1px 1px; border-bottom-color:$mainBgColor; padding-top:10px; padding-$endSide:14px; padding-bottom:1px; padding-$startSide:29px; } html>body .post-body { border-bottom-width:0; } .post-body { margin:0 0 .75em; } .post-body blockquote { line-height:1.3em; } .post-footer { background: #ffffff; margin:0; padding-top:2px; padding-$endSide:14px; padding-bottom:2px; padding-$startSide:29px; border-width:1px; font-size:100%; line-height:1.5em; color: #666666; } /* The first line of the post footer might only have floated text, so we need to give it a height. The height comes from the post-footer line-height */ .post-footer-line-1 { min-height:1.5em; _height:1.5em; } .post-footer p { margin: 0; } html>body .post-footer { border-bottom-color:transparent; } .uncustomized-post-template .post-footer { text-align: $endSide; } .uncustomized-post-template .post-author, .uncustomized-post-template .post-timestamp { display: block; float: $startSide; text-align:$startSide; margin-$endSide: 4px; } .post-footer a { color: #456; } .post-footer a:hover { color: #234; } a.comment-link { /* IE5.0/Win doesn't apply padding to inline elements, so we hide these two declarations from it */ background/* */:/**/url("http://www.blogblog.com/rounders/icon_comment_$startSide.gif") no-repeat $startSide 45%; padding-$startSide:14px; } html>body a.comment-link { /* Respecified, for IE5/Mac's benefit */ background:url("http://www.blogblog.com/rounders3/icon_comment_$startSide.gif") no-repeat $startSide 45%; padding-$startSide:14px; } .post img { margin-top:0; margin-$endSide:0; margin-bottom:5px; margin-$startSide:0; padding:4px; border:1px solid $borderColor; } blockquote { margin:.75em 0; border-width:1px 0; padding:5px 15px; color: $dateHeaderColor; } .post blockquote p { margin:.5em 0; } #blog-pager-newer-link { float: $startSide; margin-$startSide: 13px; } #blog-pager-older-link { float: $endSide; margin-$endSide: 13px; } #blog-pager { text-align: center; } .feed-links { clear: both; line-height: 2.5em; margin-$startSide: 13px; } /* Comments ----------------------------------------------- */ #comments { margin:-25px 13px 0; border-width:0 1px 1px; padding-top:20px; padding-$endSide:0; padding-bottom:15px; padding-$startSide:0; } #comments h4 { margin:0 0 10px; padding-top:0; padding-$endSide:14px; padding-bottom:2px; padding-$startSide:29px; font-size:120%; line-height:1.4em; color:$postTitleColor; } #comments-block { margin-top:0; margin-$endSide:15px; margin-bottom:0; margin-$startSide:9px; } .comment-author { background:url("http://www.blogblog.com/rounders3/icon_comment_$startSide.gif") no-repeat 2px .3em; margin:.5em 0; padding-top:0; padding-$endSide:0; padding-bottom:0; padding-$startSide:20px; font-weight:bold; } .comment-body { margin:0 0 1.25em; padding-top:0; padding-$endSide:0; padding-bottom:0; padding-$startSide:20px; } .comment-body p { margin:0 0 .5em; } .comment-footer { margin:0 0 .5em; padding-top:0; padding-$endSide:0; padding-bottom:.75em; padding-$startSide:20px; } .comment-footer a:link { color: #333; } .deleted-comment { font-style:italic; color:gray; } .comment-form { padding-$startSide:20px; padding-$endSide:5px; } #comments .comment-form h4 { padding-$startSide:0px; } /* Profile ----------------------------------------------- */ .profile-img { float: $startSide; margin-top: 5px; margin-$endSide: 5px; margin-bottom: 5px; margin-$startSide: 0; border: 4px solid $topSidebarTextColor; } .profile-datablock { margin-top:0; margin-$endSide:15px; margin-bottom:.5em; margin-$startSide:0; padding-top:8px; } .profile-link { background:url("http://www.blogblog.com/rounders3/icon_profile_$startSide.gif") no-repeat $startSide .1em; padding-$startSide:15px; font-weight:bold; } .profile-textblock { clear: both; margin: 0; } .sidebar .clear, .main .widget .clear { clear: both; } #sidebartop-wrap { background:#FFFFFF; margin:0px 0px 15px; padding:0px 0px 10px; color:$topSidebarTextColor; } #sidebartop-wrap2 { background:#FFFFFF; padding: 10px 0 0; margin:0; border-width:0; } #sidebartop h2 { line-height:1.5em; color:$topSidebarHeaderColor; font: $headerFont; margin-bottom: 0.5em; } #sidebartop a { color: $topSidebarLinkColor; } #sidebartop a:hover { color: $topSidebarVisitedLinkColor; } #sidebartop a:visited { color: $topSidebarVisitedLinkColor; } #sidebar a { color: $bottomSidebarLinkColor; } #sidebar a:hover, #sidebar a:visited { color: $bottomSidebarVisitedLinkColor; } /* Sidebar Boxes ----------------------------------------------- */ .sidebar .widget { margin:.5em 13px 1.25em; padding:0 0px; } .widget-content { margin-top: 0.5em; } #sidebarbottom-wrap1 {background:#FFFFFF; margin:0 0 15px; padding:10px 0 0; color: $titleTextColor; } #sidebarbottom-wrap2 { background:#FFFFFF; padding:0 0 8px; } .sidebar h2 { margin-top:0; margin-$endSide:0; margin-bottom:.5em; margin-$startSide:0; padding:0 0 .2em; line-height:1.5em; font:$headerFont; } .sidebar ul { list-style:none; margin:0 0 1.25em; padding:0; } .sidebar ul li { background:url("http://www2.blogblog.com/rounders3/icon_arrow_sm.gif") no-repeat 2px .25em; margin:0; padding-top:0; padding-$endSide:0; padding-bottom:3px; padding-$startSide:16px; margin-bottom:3px; line-height:1.4em; } .sidebar p { margin:0 0 .6em; } #sidebar h2 { color: $bottomSidebarHeaderColor; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer-wrap1 { clear:both; margin:0 0 10px; padding:15px 0 0; } #footer-wrap2 { background:#FFFFFF; color:$titleTextColor; } #footer { background:#FFFFFF; padding:8px 15px; } #footer hr {display:none;} #footer p {margin:0;} #footer a {color:$titleTextColor;} #footer .widget-content { margin:0; } /** Page structure tweaks for layout editor wireframe */ body#layout #main-wrap1, body#layout #sidebar-wrap, body#layout #header-wrapper { margin-top: 0; } body#layout #header, body#layout #header-wrapper, body#layout #outer-wrapper { margin-$startSide:0, margin-$endSide: 0; padding: 0; } body#layout #outer-wrapper { width: 730px; } body#layout #footer-wrap1 { padding-top: 0; } .SnazzyBar { background-color:#ff6600; color:#114477; font-family: Arial, Helvetica, sans-serif; font-size:10px; text-align:left; font-weigth:bold; padding:2px 2px 2px 6px;} .SnazzyBar a {color:#114477;} .SnazLogo {float:right;padding-right:9px;} ]]>

Text